En el caso Actopan, acoso y amenazas al alcalde suplente, tuvieron que ver secretario de Gobierno, de la SSP, fiscal espuria y Gómez Cazarín; los hampones

Actopan
José Alfredo López Carreto FOTO: WEB

Lo que sucedió en el municipio de Actopan es un ejemplo claro de la manera cómo actúan los operadores de la Cuarta Transformación. Son unos hampones, algunos son verdaderos delincuentes. Cuando el alcalde suplente, José Alfredo López Carreto, pidió al Congreso del estado que lo llamaran a tomar protesta, dado que el alcalde José Paulino Domínguez Sánchez había sido depuesto de su cargo por el mismo Congreso, empezó a vivir el acoso y las amenazas de los mismos diputados que depusieron al alcalde anterior.

Teniendo de su lado a la fiscal espuria, Verónica Hernández Giadáns, amenazaron al alcalde suplente con una orden de aprehensión que se haría efectiva si este no renunciaba a la presidencia de Actopan. López Carreto declara: «Recibí la llamada de un policía donde me decía que tenía que renunciar al cargo y que si no iba a tener consecuencias, después de ello, el lunes 9 de marzo, yo había convocado a las diez de la mañana para sesión de cabildo y mañosamente hicieron un operativo, en la central de Actopan, en la cabecera municipal por La Bocanita, policías estatales y ministeriales para que no pudiera entrar al municipio».

Todos se coludieron, el secretario de Gobierno, el de Seguridad Pública, el presidente de la Jucopo, Jua Javier Gómez Cazarín, la fiscal espuria. ¿Ignoraba esto el gobernador Cuitláhuac García? De ninguna manera, él sólo se hizo omiso y dejó que sus secuaces armaran su desmadre.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *