Veracruz se desangra y Gobernador enceguece

Gobernador
Hugo Gutiérrez Maldonado y Cuitláhuac García Jiménez FOTO: MIGUEL ÁNGEL CARMONA/FOTOVER
- en Opinión
*Puerta giratoria entre FGE y jueces: impunidad
*Catorce “asesinatos dolosos” tan solo el sábado

Carlos Jesús Rodríguez Rodríguez / UNA PRUEBA más de que el gobernador Cuitláhuac García Jiménez miente, o no le interesa Veracruz o simple y llanamente no lee, es la absurda declaración de que van 31 días de su Gobierno sin que ocurra un homicidio doloso, cuando se le ha demostrado cada vez que sale a la palestra a presumir “saldo blanco”, que sus colaboradores le ocultan las cifras para que tenga algo qué decir, como recientemente en los festejos del 15 al 16 de Septiembre que argumentó semejante galimatías, cuando en Veracruz ocurrieron más de 10 asesinatos en ambas fechas, lo que en realidad le pone en ridículo o le hace ver como un cómico de humor sádico y retorcido como el personaje de Batman conocido como el Guasón, Joker o el Comodín que ríe ante su maldad, y qué decir del sábado 19, cuando la cifra de crímenes en un día ascendió a 14. Sabemos que el mandatario estatal busca agradar a su tutor que, para variar, también maquilla las cifras de la criminalidad por conducto del secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Arturo Durazo Montaño que, a su vez, busca ser candidato a gobernador de Sonora, y en ese tenor comparan cifras actuales con el 2015 en aras de acomodar la supuesta baja en la inseguridad, aunque, tal vez les resultaría más efectivo confrontarlas con las ocurridas en el primer año y 10 meses del gobierno de Benito Juárez o, incluso, de Francisco I. Madero, cuando la nación estaba convulsionada y había muertos por doquier debido a la invasión francesa de 1862 o el estallido social tras la muerte del mal llamado Apóstol de la Revolución. Pero Cuitláhuac al ver que su patrón maquilla cifras reales de la criminalidad no se quiso quedar atrás y ufano salió a decir incongruencias que luego trataron de aclarar señalando que, lo que el gobernador quería decir es que en los primeros ocho meses del año la incidencia delictiva ha bajado considerablemente en Veracruz, en comparación con el mismo lapso de 2019 sobre todo en homicidios, destacando que van 31 días en su gestión sin uno solo de estos actos ilícitos, pero ni así cuadra semejante ocurrencia, porque en Veracruz, un día sí y otro también hay crímenes dolosos, secuestros con resultados fatales, levantones, descuartizados, baleados, extorsionados, robos, asaltos y feminicidios, algo que García Jiménez no ve encapsulado en su burbuja de cristal que es la Casa Veracruz, la que antaño calificaba de ser el epicentro de la corrupción, y en la que aseguran, lo vieron en tiempos de Javier Duarte de Ochoa.

Y ES que las cifras de Cuitláhuac en torno a la criminalidad causan risas pero, al mismo tiempo preocupación, porque describe a un gobernante que desconoce qué está ocurriendo en su entorno o, en el peor de los casos, que miente para tratar de quedar bien con el Presidente, que a su vez oculta la realidad a los gobernados que padecen la ineficacia de los responsables de la seguridad e impartición de justicia que, por otra parte, integran carpetas a modo para que presuntos delincuentes detenidos con armas, drogas, vehículos robados y confesos de haber cometido delitos no duren ni siquiera una semana en prisión, como ocurrió recientemente con una joven conocida como La Brisas, quien fue aprehendida, liberada y días después abatida en Palma Sola, muy a pesar de las causas que inicialmente indujeron a su detención, y como ese se replican hechos, u otra joven cuyo cuerpo ejecutado fue arrojado en el libramiento de Perote tras ser detenida, liberada y luego asesinada. Y es que presuntos delincuentes que pisan la cárcel a la semana salen de prisión y, finalmente, son abatidos o nuevamente detenidos por la comisión de otros hechos, en una puerta giratoria a cargo tanto de la Fiscalía General del Estado como de los distintos jueces que operan en la entidad, a los que el Secretario de Seguridad ya pidió que asuman mejor su responsabilidad ante la repetición de esos hechos, pero nada dijo de quienes tienen a su cargo la integración de las carpetas consignadas como son los elementos de la Fiscalía Estatal.

Y ES curioso que entre el 15 y 16, cuando ocurrieron entre 8 y 10 asesinatos en la entidad que el Gobierno del Estado no registró -como si la vida de esos veracruzanos no le importara-, el Gobernador dijera que eso –las cifras de AMLO y Durazo- coinciden en que, de ayer a hoy (15 y 16 de Septiembre) no se registró un solo homicidio en el Estado, lo que saca a Veracruz de esos lamentables primeros lugares que se tenían en pasadas administraciones, versión que causa irritación ya que se trata de una ceguera provocada por la vida de confort que ahora tiene García Jiménez en la Casa Veracruz que antaño desdeñaba, pero que ocupa a partir de que sus padres lo urgieron a buscarse otro sitio donde vivir tras permanecer con ellos más de 50 años, sin tener intenciones de dejarla, y si más bien, de despojarlos de ese bien inmueble.

PERO PARA no escribir sobre vacío, consultamos el archivo de este portal y no fueron 8 o 10 muertos los perpetrados entre la noche del 14 y día 16 de este mes, sino 12, lo que no es poca monta, situación que acaso requiere cambios urgentes en el organigrama de la Secretaría de Seguridad Pública, Policía Ministerial (cuñados los titulares, por cierto) y en la propia Fiscalía General del Estado que, por lo visto, solo sirve a los intereses del secretario de Gobierno, Eric Patrocinio Cisneros Burgos, distraído en promocionar su programa “Veracruz me llena de orgullo”, cuando debería ser: Gobierno de Veracruz me llenas de pena, y en vez de andar perdiendo tiempo y gastando dinero en sus absurdas giras promocionales, debería pedir perdón o disculpas en cada población a la que asiste por no haber sido capaz de coordinar la política interna del Estado para tener de aliados a la sociedad en la búsqueda de la paz, por el contrario, con sus poses de camorrista trasnochado quiere, tal vez, demostrarnos que se parece a Theo Kojak, el rudo detective de Nueva York peculiar por su rapado de cabeza, e interpretado por Telly Savalas, aunque Veracruz está viviendo una violencia inusitada que no se había visto ni en los tiempos del PRI o del PAN.

PORQUE DEBE usted debe saber que solo entre el 19 de Agosto al mismo día de Septiembre en Veracruz fueron perpetrados, y registrados por este portal 142 asesinatos sin contar secuestros, feminicidios, asaltos, robos o extorsiones; solo crímenes dolosos, lo que da un promedio de 4.7 homicidios diarios que para Cuitláhuac García Jiménez (e insistimos, solo los registrados por este portal y los ponemos a disposición de su gobierno si no tienen el registro), lo que constituye un hecho gravísimo para la paz y estabilidad, y en ese tenor, las millonadas que gasta Cuitláhuac en giras moviendo a más de 10 guardaespaldas para que lo cuiden junto con la Fiscal y el Secretario de Gobierno, autos blindados y demás parafernalia lo debería invertir en seguridad, pero no personal, sino en favor de los veracruzanos. Lo peor, además de los crímenes es la impunidad que alcanza al 99 por ciento de los casos. Así de simple. OPINA [email protected]

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *